Naturblog
Información nutricional, recetas y consejos Naturhouse para mejorar tu alimentación y tener un estilo de vida saludable.

¿Cómo debe ser una dieta sana y equilibrada?

¿Cómo debe ser una dieta sana y equilibrada?

Siempre hemos oído que debemos seguir una dieta sana y equilibrada pero nunca nos han enseñado a hacerla. En Naturhouse te lo explicamos al detalle.

La alimentación saludable es aquella que aporta a cada individuo todos los alimentos necesarios para cubrir sus necesidades nutricionales en las diferentes etapas de la vida (infancia, adolescencia, edad adulta y envejecimiento) y en situación de salud.

Para mantener la salud y prevenir la aparición de enfermedades, además de evitar el sobrepeso y la obesidad, hay que seguir un estilo de vida saludable; es decir, hay que elegir una alimentación sana y equilibrada, realizar actividad física regular y evitar ciertos hábitos como fumar o tomar bebidas alcohólicas.

Características de una dieta sana

-        Completa
Debe aportar todos los nutrientes que necesita el organismo: hidratos de carbono, grasas, proteínas, vitaminas, minerales y agua.

-        Equilibrada
Los nutrientes deben estar repartidos guardando una proporción entre sí, unido a una correcta hidratación.
Kcal totales/ día: 55% - 60% hidratos de carbono, 25% - 30% grasas, 12% - 15% proteínas.

-        Suficiente
La cantidad de alimentos ha de ser la adecuada para mantener el peso dentro de los rangos de normalidad, y en los niños lograr un crecimiento y desarrollo proporcional.

-        Adaptada
Cada persona tiene unos requerimientos nutricionales diferentes, en función de: edad, sexo, talla, actividad física y estado de salud.

-        Variada
Se deben incluir alimentos de diferentes grupos en cada comida, intentando elegir siempre las opciones más saludables. A mayor variedad, mayor seguridad para garantizar todos los nutrientes necesarios.

Los alimentos - una dieta sana y equilibrada

Los alimentos se clasifican en los siguientes grupos: energéticos (hidratos de carbono y grasas), plásticos que intervienen como constructores (proteínas) y reguladores (vitaminas y minerales).

Para planificar una dieta sana y equilibrada se debe calcular el valor calórico y el tamaño de las porciones, para lo que podemos utilizar la información presente en el etiquetado nutricional presente por ley en cada alimento. 

En cuanto al valor nutricional, en nuestra dieta sana y equilibrada podemos agrupar los alimentos según su composición mayoritaria en nutrientes, reflejada en las tablas de composición de los alimentos del etiquetado.
Otra forma de agruparlos se basa en la utilización o rentabilidad que el organismo obtiene de cada nutriente.
Es decir, la calidad de la dieta no será la misma si ingerimos alimentos con valor nutricional deficiente aunque aporten pocas calorías, que ingerir muchas calorías pero con alto valor nutricional (ej: nutrición deportiva). 

Como ya hemos comentado es muy importante adaptar nuestra dieta, cumpliendo las características típicas de una dieta sana anteriormente mencionadas, a nuestro sexo, talla y actividad física entre otros factores.
Si aún así no lo consiguieras, puedes coordinar una consulta con un profesional en el área de la nutrición, quien podrá diseñarte una dieta equilibrada acorde a tus necesidades particulares.