Naturblog
Información nutricional, recetas y consejos Naturhouse para mejorar tu alimentación y tener un estilo de vida saludable.

Tomar café antes de entrenar y sus beneficios

Tomar café antes de entrenar y sus beneficios

Todos sabemos que el café altera el sistema nervioso y nos activa. ¿Es recomendable tomarlo antes o después de entrenar? Conoce los detalles aquí.

El café, consumido con moderación y especialmente si lo haces sin azúcar ni leche, tiene numerosos beneficios para la salud. Contiene una gran cantidad de antioxidantes, que protegen al organismo frente a los efectos del envejecimiento y de enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson o el Alzheimer. Además, la cafeína actúa como estimulante del sistema nervioso central, aumentando nuestro rendimiento mental y nuestro estado de ánimo. Por otra parte, su contenido en magnesio y potasio ayuda a regular los niveles de azúcar en sangre, lo que reduce el riesgo de diabetes tipo II.

Si unimos nuestro consumo de café a la práctica de ejercicio físico, aumentaremos los beneficios que nos puede proporcionar, pero es importante tener en cuenta varios factores para sacar el máximo provecho.

Cuánto, cuándo y cómo tomar café

La cantidad máxima recomendada es de 400 miligramos al día, lo que corresponde aproximadamente a cuatro tazas de café. Aún así, la sensibilidad a la cafeína es diferente en cada persona y, si nos pasamos, puede provocarnos inquietud e insomnio. Por eso, lo ideal es modular su consumo según los efectos que observemos en nuestro cuerpo, procurando no pasarnos nunca de la cantidad máxima recomendada.

Esta cantidad tiene dos excepciones: el consumo de café debería evitarse en el caso de los niños y limitarse a una taza al día en el caso de las embarazadas.

Hay que tener especial precaución con las pastillas de cafeína y otros complementos alimenticios que la contengan, ya que es más fácil de consumir en grandes cantidades sin darnos cuenta y una dosis de 10 gramos de cafeína (difícil de consumir en forma líquida pero no tan difícil en forma de pastillas) puede ser letal.

Otro factor importante es la calidad, ya que un café con muchas impurezas puede resultar tóxico y provocar dolor de cabeza y malestar general. Asegúrate de que el café que consumes es de buena calidad para evitar problemas.

En el caso de que tengas el colesterol alto, es recomendable que tomes café de filtro en lugar de expresso o prensado, ya que así eliminarás los componentes del café que elevan estos niveles.

Respecto al momento ideal para tomarlo, si nuestro objetivo es sacar el mayor provecho del entrenamiento, tendremos que hacerlo media hora antes del ejercicio y en ayunas. Esto es lo que han concluido científicos de la Universidad de Granada tras un estudio realizado entre una muestra de 15 hombres de una media de 32 años de edad. También observaron que los beneficios son aún más acentuados si la sucesión ayuno-café-entrenamiento se realiza por la tarde en lugar de por la mañana.

5 beneficios de tomar café antes del entrenamiento

  •  Aumenta la quema de grasas

Según Francisco J. Amaro, uno de los científicos de la Universidad de Granada, los resultados del estudio antes mencionado “pusieron de manifiesto que la ingestión aguda de cafeína 30 minutos antes de realizar una prueba de ejercicio aeróbico aumentó la máxima oxidación de grasas durante el ejercicio”.

  • Mejora el rendimiento físico

El consumo de café antes del ejercicio retrasa la sensación de cansancio muscular, con lo que seremos capaces de aumentar nuestra capacidad física especialmente al comienzo del entrenamiento.

  • Reduce las agujetas

De acuerdo a otro estudio, este de la American Pain Society, el consumir dos tazas de café antes o después de la práctica de ejercicios excéntricos (o trabajo negativo) reduce el dolor y la pérdida de fuerza que producen las agujetas y evitan lesiones.

  • Sube el ánimo y la predisposición al ejercicio

Si eres de los que le cuesta ir al gimnasio o comprometerse a realizar alguna actividad física con continuidad, un café cargadito puede ayudarte a darte los ánimos que necesitas para cumplir con tu propósito. La cafeína activa nuestro cerebro y aumenta los niveles de adrenalina, animando a tu cuerpo para la actividad física.

Prueba a introducir el café en tu rutina de entrenamiento y cuéntanos qué tal, ¿notas la diferencia?