Naturblog
Información nutricional, recetas y consejos Naturhouse para mejorar tu alimentación y tener un estilo de vida saludable.

¿Cuáles son las mejores alternativas al ibuprofeno?

¿Cuáles son las mejores alternativas al ibuprofeno?

¿Aspirina o cúrcuma? En este artículo te contamos cuáles son las mejores alternativas al ibuprofeno para aliviar tus dolores cotidianos.

El ibuprofeno es uno de los medicamentos más consumidos, por una parte por su variedad de indicaciones (reduce la inflamación, calma dolores muy variados, desde los derivados de la regla hasta la artrosis, y baja la fiebre), y por otra porque, al venderse sin receta, tiene el falso halo de que es un medicamento inofensivo sin efectos secundarios. 

Sin embargo, no lo es, y es importante saber que las personas con problemas cardiovasculares, renales, hepáticos o digestivos deberían evitar automedicarse con él y limitar su uso a lo prescrito por el médico.

 Efectos perjudiciales del ibuprofeno

  • Aumenta el riesgo de infartos y embolias hasta un 30% en personas con problemas cardiovasculares. Esto es debido a que el ibuprofeno aumenta la agregación de plaquetas a la vez que contrae las arterias, lo que aumenta el riesgo de trombosis.

  • Puede empeorar infecciones como anginas, rinofaringitis, otitis, tos, infección pulmonar o varicela.

  • Irrita el estómago y puede provocar úlceras. De hecho, son la segunda causa de úlcera péptida, por eso conviene tomarlos con las comidas. 

  • Daña los riñones y eleva el riesgo de insuficiencia renal.

La Sociedad Española de Cardiología recomienda no tomar nunca más de 1.200mg al día (2 pastillas de 600mg), mientras el Ministerio de Sanidad eleva esta cantidad máxima a 2.400mg (4 pastillas de 600mg). Lo cierto es que en España las dosis de ibuprofeno que se suelen administrar son mucho más altas que en otros países. 

En cualquier  caso, úsalo solo cuando tu médico considere que es necesario, empieza con dosis pequeñas y deja de tomarlo en cuanto notes mejoría pero nunca más de tres días en caso de fiebre o de cinco en caso de dolor.

Alternativas naturales al ibuprofeno

Existen alternativas naturales que pueden aliviar dolores e inflamación de forma eficaz según el tipo de patologías que los generan. Merece la pena probarlas sobre todo en el caso de personas especialmente sensibles a los efectos secundarios del ibuprofeno, como son los mayores de 65 años, las embarazadas, las personas que toman anticoagulantes o que sufren de problemas relacionados con el corazón, el sistema digestivo o los riñones. 

H3: Cúrcuma: 

esta especie presente en el curry es potente antiinflamatorio, aunque su uso no está recomendado en niños, embarazadas o personas con problemas renales.

H3: Árnica: 

es otro antiinflamatorio eficaz, especialmente usado de forma externa y localizada, por lo que está muy indicado para el dolor de articulaciones.

H3: Sauce blanco: 

de las hojas de este árbol se extrae el ácido salicílico con el que se hacen las aspirinas. Al igual que el ibuprofeno tiene propiedades analgésicas, antipiréticas y antiinflamatorias, pero no debe tomarse en caso de que se tenga alergia a la aspirina.

Aceite de onagra: 

un remedio natural y muy eficaz para los dolores menstruales. Lo puedes encontrar en complementos alimenticios a base de extractos naturales.

Uña de gato: 

sus esteroles le confieren su capacidad antiinflamatoria, además de reforzar el sistema inmunológico. Se indica para dolores musculares y óseos.

 Pimienta cayena: 

la capsaicina, el componente picante presente en la pimienta o en la guindilla, alivia los dolores reumáticos aplicado también de forma externa aunque en pequeñas dosis para evitar la irritación.

 Garra del diablo o harpagofito: 

no tiene una acción inmediata pero, tomado en periodos de 15 a 30 días, es un potente analgésico y antiinflamatorio, especialmente indicado para lumbalgias, osteoartritis u otros dolores reumáticos.

Propóleo: 

además de ser un antibiótico natural, tiene efectos analgésicos y antiinflamatorios. Está muy recomendado para infecciones respiratorias, dolores de garganta o inflamación de encías. Combinado con otros extractos en algunos complementos alimenticios se potencia sus efectos beneficiosos. 

Jengibre y canela: 

en infusión saben genial juntas y son muy eficaces para los dolores menstruales, incluso más que el ibuprofeno.

Eucalipto: 

el aceite esencial de eucalipto contiene citronela, que alivia el dolor y reduce la inflamación.

Masajes y acupuntura: 

una alternativa más allá de la alimentación que puede ser muy efectiva para los dolores musculares y de articulaciones.

Prueba entre todas estas opciones y elige la que más te conviene según tu caso, ¡encuentra tu alternativa natural al ibuprofeno!