Naturblog
Información nutricional, recetas y consejos Naturhouse para mejorar tu alimentación y tener un estilo de vida saludable.

¿Qué es la dieta cetogénica?

¿Qué es la dieta cetogénica?

¿Qué es la dieta cetogénica? ¿Qué alimentos se pueden comer y cuáles están prohibidos? En el blog de Naturhouse nuestros expertos te lo cuentan todo.

La dieta cetogénica es una dieta especial alta en grasa y baja en carbohidratos, en la que se mantiene un consumo moderado de proteína.

La dieta cetogénica típica, llamada “dieta de triglicéridos de cadena larga”, provee de 3 a 4 gramos de grasa por cada gramo de carbohidrato y proteína conjunto. 

Usualmente el cuerpo utiliza los carbohidratos como combustible, pero en la dieta cetogénica el cuerpo cambia su suministro de combustible para funcionar principalmente con grasa.

La palabra “cetogénica” significa que unas sustancias químicas denominadas cetonas se producen en el organismo (ceto = cetonas, génesis = producción).

En la dieta cetogénica la drástica reducción de carbohidratos lleva al cuerpo a un estado metabólico denominado cetosis, en el que la grasa se consume para obtener energía, generando unos compuestos llamados cuerpos cetónicos o cetonas que sirven como fuente de combustible para el cuerpo, especialmente para el cerebro.

Un aspecto importante de la dieta cetogénica utilizado en procesos de control de peso y definición muscular es el efecto saciante, debido a que las grasas y las proteínas permanecen en el estómago durante más tiempo y a que es estimulada la hormona colecistoquinina (potente supresor del apetito).

Alimentos permitidos en la dieta cetogénica

  • CARNE
    Carne de vacuno, cerdo, cordero, pollo, pavo y aves de corral, pero en cantidad limitada.

  • PESCADO AZUL Y MARISCO
    Permitidos en cantidad limitada tanto los pescados azules como los blancos, aunque la mejor opción son los pescados azules ricos en ácidos grasos omega-3 (como el salmón, el atún, las sardinas o el bonito) y el marisco (como las gambas, los mejillones, las almejas o las ostras).

  • HUEVO
    Especialmente la yema de huevo.

  • LÁCTEO CON ALTO CONTENIDO EN GRASA
    Mantequilla, nata, crema de leche, crema espesa, kéfir, queso y yogur altos en grasa.
    Se debe evitar la leche debido a su contenido en carbohidratos (15 g/ 250 ml de leche), en caso de consumirla debe ser entera y de alta calidad, y realizarse en cantidad limitada.

  • ACEITE VEGETAL
    Aceite de oliva virgen extra, aceite de coco, aceite de nuez…

  • GRASA NATURAL
    Manteca de cerdo

  • FRUTOS SECOS
    Nueces, avellanas, cacahuetes, almendras o piñones.

  • VERDURA (ESPECIALMENTE CRUCÍFERA DE HOJA VERDE)
    Acelgas, brócoli, canónigos, calabacín, col, col lombarda, col rizada, coliflor, coles de Bruselas, lechuga, endibias, espinacas, rúcula o tomate.

  • CACAO Y CHOCOLATE
    Permitidos pero en cantidad limitada: Cacao puro y chocolate sin azúcar añadido.

Alimentos no permitidos en la dieta cetogénica

  • CARNE
    Carnes procesadas como embutidos y fiambres.

  • CEREALES, PSEUDOCEREALES Y DERIVADOS
    Pan, pasta, arroz, quinoa, avena y productos derivados, ni siquiera las opciones integrales.

  • LEGUMBRES Y DERIVADOS
    Todas las legumbres y derivados, excepto los de cacahuete.

  • HORTALIZAS
    Especialmente prohibidas las amiláceas, como la patata o el boniato.

  • HARINA
    Todo tipo de harina, incluso integral o de avena.

  • FRUTA FRESCA Y FRUTA DESHIDRATADA
    En una dieta cetogénica estricta no estarían permitidas las frutas frescas y deshidratadas por la concentración de azúcares que presentan. Sin embargo, existen dietas cetogénicas en las que no todas están prohibidas y se permite un consumo muy restringido de frutas frescas que aportan pocos carbohidratos por ración, como arándanos, frambuesas, moras o fresas.

  • AZÚCAR Y PRODUCTOS CON AZÚCAR
    Dulces, bollería, miel, helados, lácteos con azúcar, siropes, zumos comerciales, refrescos…

  • BEBIDAS ALCOHÓLICAS
    Todas las bebidas alcohólicas.

Debido a que la dieta cetogénica no provee todas las vitaminas y minerales necesarios encontrados en una dieta balanceada, el nutricionista te puede recomendar suplementos de vitaminas y minerales para completar el perfil nutricional de tu dieta.