Naturblog
Información nutricional, recetas y consejos Naturhouse para mejorar tu alimentación y tener un estilo de vida saludable.

5 beneficios del zumo de granada para la mujer

5 beneficios del zumo de granada para la mujer

Los beneficios del zumo de granada para las mujeres son muchos gracias a su concentración de antioxidantes. Descúbrelos aquí y disfruta de sus ventajas.

La granada es el fruto de un árbol originario de la región que abarca desde el norte de Irán hasta los Himalayas de la India. Era muy apreciada por su capacidad para mantener intactas sus cualidades gracias a la dureza de su piel, de ahí que se consumiera en zonas desérticas y que fuera uno de los víveres imprescindibles de estas sociedades nómadas. 

Los bereberes la introdujeron en España y ahora nuestro país es el principal productor europeo de esta fruta. En Elche se concentra el 75% de la producción nacional y es la cuna de una variedad, la granada mollar de Elche, que es considerada de las mejores del mundo por su dulzor y textura.

Esta ‘superfruta’ también destaca por sus beneficios para la salud, especialmente para la mujer. Esta vinculación con la mujer viene desde la antigüedad, cuando muchos pueblos la usaron como símbolo de amor, fertilidad y prosperidad. Según la mitología griega, Afrodita, diosa del amor y la belleza, fue quien plantó el primer granado; en Java, la granada se usa en los rituales asociados al embarazo; y en China, se regala una granada a los recién casados para que desearles que tengan muchos hijos.

Estas asociaciones con la salud de la mujer tienen una base científica real, ya que el alto contenido en antioxidantes, calcio, magnesio y vitamina C, la convierten en una fruta con interesantes efectos en la fertilidad, el aparato reproductivo y la satisfacción sexual.

Las principales propiedades de la granada para la salud de la mujer 

  1. Aumenta el deseo sexual y mejora el orgasmo.

Los fitoestrógenos vegetales que contiene la granada contribuyen al aumento de la líbido en las mujeres. Además, se ha demostrado a través de ensayos clínicos que el consumo continuado de zumo de granada en mujeres en edad fértil aumenta la satisfacción sexual, ya que fortalece los músculos del suelo pélvico. Estos músculos son los que participan en los movimientos espasmódicos del orgasmo en la mujer y su salud tiene mucho que ver en nuestro bienestar sexual. Pero no solo para las mujeres, porque también se están estudiando los efectos del zumo de granada sobre la disfunción eréctil.

  1. Favorece la fertilidad.

Los beneficios de la granada en el sistema reproductor y urinario, tanto de hombres como de mujeres, son conocidos desde la antigüedad. Los responsables son los antioxidantes, que reducen el envejecimiento celular de nuestras células, y los estrógenos vegetales, que aumentan la fertilidad en las mujeres. También regula el nivel de testosterona, lo que podría mejorar la calidad del semen y contribuir con ello también a la fertilidad en los hombres.

  1. Reduce los síntomas de la menopausia.

Según un estudio realizado por la Universidad Daaegu Haani en Corea, el concentrado de granada tiene un efecto anti climaterio, es decir, regula los cambios hormonales propios de esta etapa anterior a la menopausia. Entre los síntomas asociados a la disminución de estrógenos que caracteriza este momento por el que pasa la mujer están el aumento de peso y grasa corporal, la osteoporosis y el hígado graso. Todos ellos se vieron reducidos después de un tratamiento de 84 días con concentrado de granada.

  1. Alivia los síntomas del síndrome de ovario poliquístico.

De una forma similar a la anterior, el extracto de zumo de granada también ayuda a mejorar los síntomas característicos del síndrome de ovario poliquístico. La granada aumenta la resistencia a la insulina, regula el nivel de testosterona del organismo, así como la acumulación de grasa en el abdomen y el peso corporal.

  1. Protege de lesiones cerebrales a los bebés prematuros.

Los partos prematuros tienen el riesgo de que produzca un flujo deficiente de sangre al cerebro del niño en el momento del alumbramiento, lo que hace que no le llegue suficiente oxígeno al cerebro del recién nacido y que puedan aparecer lesiones como parálisis cerebral. 

Otro estudio, en este caso realizado por la Universidad de Washington, ha confirmado que el consumo de zumo de granada por parte de la madre durante el embarazo reduce notablemente este riesgo.