Naturblog
Información nutricional, recetas y consejos Naturhouse para mejorar tu alimentación y tener un estilo de vida saludable.

5 Alimentos que reducen la inflamación intestinal

Alimentos que reducen la inflamación intestinal

La inflamación intestinal es un trastorno del intestino que causa inflamación prolongada del tracto digestivo que comprende desde la boca al esófago, el estómago, el intestino delgado y el intestino grueso.

La función que tienen estos órganos es la de descomponer los alimentos, extraer los nutrientes y eliminar los desperdicios, de modo que la inflamación intestinal interrumpe el proceso de digestión, resultando muy doloroso y en algunos casos con consecuencias fatales.

¿Cuáles son los mejores alimentos para evitar la inflamación intestinal?

La hinchazón de vientre se puede originar por diversas causas, pero podemos controlarlas siguiendo una dieta saludable. Es muy importante que bebamos agua en cantidad adecuada, pues nos ayuda a la evacuación intestinal y evita el estreñimiento, que puede ser una causa de inflamación intestinal.

Una dieta rica en los siguientes alimentos nos ayudará a controlar la inflamación en caso de que tengamos tendencia a sufrirla.

  • - Frutas en compota o cocidas, ya que la fibra de las frutas nos ayuda a prevenir esta inflamación. El aguacate tiene un alto contenido en fibra y grasas monoinsaturadas que ayudan al correcto funcionamiento del intestino.

  • - Yogures o leches fermentadas sin azúcar añadido. Son una fuente de probióticos que ayudan a la flora intestinal, previniendo de este modo el estreñimiento, que es una posible causa de inflamación.

  • - Verduras cocidas. Las verduras, al igual que las frutas, ofrecen fibra y también probióticos que mejoran la flora intestinal. Por otra parte, aportan antioxidantes que nos ayudan contra los procesos inflamatorios.

  • - Pescados blancos y azules. Se trata de fuente de grasas omega-3, que también es beneficioso para este menester. Recomendamos su consumo en la dieta habitual intentando evitar las frituras.

  • - Té verde. Ayuda a prevenir la retención de líquidos y reduce la inflamación gracias a sus antioxidantes y a la cafeína, que favorece la regularidad intestinal.

Por otra parte, puedes introducir en tu dieta complementos alimenticios de origen natural, como estos comprimidos de Naturhouse a base de bromelaína. La bromelaína es un enzima de amplio espectro en la digestión de las proteínas que, entre otras propiedades, destaca por su capacidad antiinflamatoria, de mejora y aceleración de la digestión, así como de eliminación de líquidos y mejora de la circulación.

¿Qué alimentos debemos evitar si sufrimos de inflamación intestinal?

Hay algunos alimentos que contribuyen a la inflamación y que, además, no son nada saludables. Estos son los principales a evitar:

Azúcar, miel, siropes

En general, los azúcares que elevan la glucosa en sangre pero que no nos aportan nutrientes son los que pueden causar hinchazón abdominal.

Es por este motivo que no debemos consumir productos procesados con azúcares añadidos, sino optar por consumir solo azúcares naturales, como los que encontramos en las frutas y verduras.

Gominolas

Incentivan la formación de gases y la hinchazón en nuestro cuerpo.

Comida rápida y ultraprocesada

Tanto la sal como los azúcares en exceso son perjudiciales para nuestro aparato digestivo, ya que modifican la flora intestinal y fomentan la retención de líquidos, así como el estreñimiento ocasionando hinchazón abdominal.

Condimentos picantes

Son aquellos que irritan el aparato digestivo generando también la inflamación intestinal.

Enfermedades intestinales

La inflamación intestinal puede ser síntoma de una afección más seria. En este caso, la inflamación iría acompañada de otros síntomas:

  • - Dolor de estómago, cólicos e inflamación debido a la obstrucción intestinal.

  • - Flatulencias

  • - Hinchazón

  • - Diarrea

  • - Úlceras

  • - Pérdida de peso y anemia

También pueden observarse otros síntomas como trastornos en la piel, artritis o inflamación ocular.

Todos estos síntomas indican la existencia de una enfermedad intestinal inflamatoria, cuyo origen suele estar en la genética y en el sistema inmunitario. Entre ellas, las más comunes son la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn.

La colitis ulcerosa es  un tipo de enfermedad intestinal inflamatoria que además de provocar inflamación, provoca úlceras en el tracto digestivo, afectando al intestino grueso y al recto.

La enfermedad de Crohn también supone un tipo de enfermedad intestinal inflamatoria que afecta al extremo inferior del intestino delgado y el comienzo del intestino grueso o en cualquier parte del tubo digestivo desde la boca hasta el recto.

Por ello, si sufrimos de inflamación intestinal recurrente junto a algunos de estos síntomas, lo primero que debemos hacer es acudir a nuestro médico para que nos examine.