Naturblog
Información nutricional, recetas y consejos Naturhouse para mejorar tu alimentación y tener un estilo de vida saludable.

5 propiedades útiles del sauce blanco

5 propiedades útiles del sauce blanco

El sauce blanco te puede ayudar de muchas maneras. En este artículo encontrarás las 5 propiedades útiles del sauce blanco.

El sauce blanco o salguero es un árbol propio de zonas templadas y húmedas. Su corteza lleva usándose desde la Antigua Grecia como remedio medicinal. De hecho, Hipócrates, el padre de la medicina, escribió sobre sus efectos beneficiosos en el siglo V a.C. En Oriente es símbolo de inmortalidad y resurrección y en la América precolombina los indígenas ya lo usaban para sanar.

Pero no fue hasta 1763 que el reverendo inglés Edward Stone lo introdujo en la medicina moderna al presentar un informe en la Real Sociedad de Medicina Inglesa con los resultados de un experimento. Stone había suministrado corteza de sauce blanco en forma de polvo seco a 50 pacientes que sufrían de dolores y fiebre y que reportaron una notable mejoría tras el tratamiento. Así fue cómo el reverendo descubrió las propiedades analgésicas y antipiréticas del ácido salicílico, el principal componente de ese polvo que obtuvo de la corteza de este árbol y también el principio activo del ácido acetilsalicílico, es decir, de la futura aspirina.

No solo la corteza del sauce blanco contiene ácido salicílico, también sus hojas y sus flores. Además de este ácido, también tiene otros componentes muy beneficios para nuestra salud, como son las vitamina C, B1 y B2; minerales como el potasio, el fósforo, el hierro y el manganeso, así como fibra y taninos.

 Los principales beneficios del sauce blanco

  1. Alivia los síntomas de una mala digestión. 

Los taninos catéticos presentes en la corteza del sauce blanco tienen propiedades astrigentes y antiinflamatorias, por lo que son muy indicados en los casos de diarrea o gastroenteritis. También funciona como antiácido y para calmar los espasmos gastrointestinales.

  1.  Reduce la inflamación de las articulaciones.

Tanto los taninos como el ácido salicílico actúan, en este caso, para desinflamar las articulaciones afectadas por la artrosis o el reuma. Además, el efecto analgésico del ácido salicílico ayuda a aliviar el dolor producido por esta inflamación. Diversos estudios demuestran que el sauce blanco puede ser más eficaz que algunos medicamentos para tratar la osteoartrosis.

  1.  Baja la fiebre.

Esta es una de las principales propiedades del ácido salicílico: es un antipirético capaz de reducir la fiebre procedente de infecciones gástricas o urinarias, procesos gripales u otras dolencias.

  1. Calma los dolores musculares. 

Una de sus cualidades más estudiada es su eficacia para reducir el dolor de espalda, pero no es el único dolor que es capaz de aliviar. Tanto los dolores menstruales como los provocados por el nervio ciático, la fibromialga o la tendinitis tienen un gran aliado en la corteza del sauce blanco.

  1. Es eficaz contra la migraña y la cefalea.

Gracias a sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas, el sauce blanco es utilizados para aliviar todo tipo de dolores de cabeza, desde los más leves como la cefalea hasta los más persistentes como la migraña.

Cómo tomar sauce blanco

En herbolarios podemos encontrarlo en forma de polvo o como extracto, pero si tenemos un sauce cerca y queremos aprovecharlo, también podemos hacerlo. Hay dos formas de aprovecharlo: en infusión o decocción:

  • Infusión: en este caso usaremos las hojas del sauce, unos 20 gramos de hojas verdes por cada litro de agua. Llevaremos el agua a ebullición, mezclaremos con las hojas para que infusione al menos 20 minutos y luego colaremos bien la mezcla. 

  • Decocción: para la decocción usaremos la corteza del sauce blanco. En un litro de agua ya hervido echaremos 40 gramos de corteza seca. Dejamos actuar 20 minutos y sacamos la corteza.

La cantidad diaria recomendada para los adultos es de 100 a 250 mg de 4 a 6 veces al día, por lo que una buena forma de tomarlo es la de beber un vaso pequeño de la infusión o la decocción antes de cada comida.

¿Te animas a cambiar la aspirina por el sauce blanco?