Trucos para adelgazar al margen de las dietas

Siempre que pensamos en adelgazar nos viene a la mente las dietas y privarnos de productos como el chocolate y el azúcar. Sabemos que la buena alimentación es fundamental y pensamos en comenzar una más sana basada en frutas y verduras.

Pero, además de llevar una dieta saludable, hay una serie de pequeños trucos que puedes hacer en tu día a día con los que perderás peso sin pasar hambre.

En las comidas

Si eres fan de los zumos debes saber que, aunque sean naturales, tienen altas dosis de azúcar. Un buen truco para seguir consumiéndolos es diluirlos con agua, de este modo rebajarás notablemente sus calorías. Estar hidratados es algo fundamental, por lo que procura beber dos litros de agua al día para eliminar las grasas que tu cuerpo no necesita.

Olvídate de todas las golosinas y patatas, pese a que cueste contenerse en el día a día, todo se consigue con fuerza de voluntad. Oblígate a evitar estos productos.

Otro consejo es leer los envoltorios y las etiquetas de los productos que te vas a comer y compararlos antes de adquirirlos, así sabrás el que más te conviene para tu dieta.

Por otro lado, las prisas del día a día muchas veces hacen que no mastiquemos bien los alimentos. Triturar bien los alimentos favorece a una buena digestión de los nutrientes.

Trucos en tu día a día

La vida sedentaria no es compatible con el adelgazar. Además de practicar deporte dos o tres días a la semana, hay pequeños consejos que pueden ayudarte a moverte más.

Por ejemplo, si vas a realizar una llamada larga por teléfono no lo hagas desde el sofá, sal a dar un paseo o camina por tu casa mientras conversas. De este modo, podrás quemar hasta 70 calorías con poco esfuerzo. También lo puedes aprovechar para hacer tareas domésticas y, así, optimizar mejor tu tiempo.

Cuando vayas a realizar algún ejercicio físico, es recomendable tomar antes una taza de té verde. Su cafeína hará que el cuerpo libere los ácidos grasos y además, contiene antioxidantes consiguiendo que la grasa se queme con una mayor facilidad.

Deja el coche en el garaje y anda más. Caminando se queman muchas calorías, por lo que aprovecha los trayectos de tu día a día para hacerlo. Otra opción puede ser comenzar a bajarte una parada antes del autobús y vete andando a casa.

También es recomendable salir algunos días a caminar por zonas habilitadas para ello a un buen ritmo, así quemaremos calorías. Y, por supuesto, olvídate del ascensor: subir escaleras te ayudarán a conseguir tu objetivo.

Aunque muchas veces da pereza, limpiando y ordenando nuestra casa se queman bastantes calorías. Quizás, ha llegado el momento de ordenar ese armario que utilizamos como baúl desastre.

¿Y tú? ¿Tienes algún truco para quemar calorías? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

 

Artículos recomendados