Nutrición saludable: la importancia de una cena ligera

A la hora de cenar, hay que llevar una nutrición saludable con una dieta variada y equilibrada, como en cualquier comida. No es recomendable preparar platos muy copiosos porque después dormimos peor. Eso sí, tampoco es bueno irse a la cama sin comer nada. Además, es recomendable que la cena sea temprano para ayudar al cuerpo a digerir mejor los alimentos.

Otro consejo que te damos para hacer la cena ligera es merendar algo pronto por la tarde, con lo que evitarás llegar con mucha hambre a la cena y así no te darás un atracón. La idea es acabar el día con una comida que te aporte energías para reponerte del día, pero sin recurrir a cenas muy copiosas.

En este sentido, la cena debe contener pocas grasas saturadas y azúcares simples. Además, lo mejor es que incluyas alimentos de origen animal, así como frutas, verduras o, también, cereales. A continuación, te dejamos algunas ideas de alimentos ligeros para cenar.

Alimentos ligeros y saludables

Recomendamos cenar cremas de verduras y pollo, huevos, una tortilla o pescado. Tanto en el caso del pollo como del pescado, lo mejor es hacerlos a la plancha.

También puedes acompañar el plato con pan integral y tomar de postre o bien fruta de temporada o bien un yogur desnatado.

Otra opción ligera para una buena salud en la nutrición es preparar una ensalada completa que contenga, por ejemplo, lechuga, tomate, atún, aceitunas, espárragos y que vaya aliñada con aceite de oliva.

También es buena idea tomar judías verdes o prepararte un surtido de verduras a la plancha y pimientos asados.

Beneficios de una cena ligera

Si nos acostumbramos a preparar cenas ligeras, se hará más fácil reponer fuerzas sin acabar con una sensación de hinchazón. Notarás los beneficios enseguida, dado que dormirás mejor y tu sueño tendrá un mayor efecto reparador. Por la mañana, sentirás tu cuerpo más ligero y con más energía.

En este sentido, permitirás a tu metabolismo trabajar mejor, sin tener que hacer un sobreesfuerzo por la noche, lo que se traducirá en que tu cuerpo quemará grasas mientras duermes. Además, al ingerir alimentos ligeros, favorecerás la digestión.

Esto también repercute en el envejecimiento del cuerpo. Al cenar ligero y dormir bien, el cuerpo produce más hormonas, previniendo, así, la degeneración de las células.

Para finalizar además de una nutrición saludable es importante esperar dos horas antes de irse a dormir, por eso es importante no cenar muy tarde. Así, permitirás a tu cuerpo digerir bien los alimentos y esto te ayudará a descansar mejor.

Con estas sugerencias para la cena notarás muy pronto sus beneficios. Puedes obtener asesoramiento experto en nuestra página para encontrar la dieta que mejor se adapta a ti.

Artículos recomendados