Los beneficios de la dieta proteica

Hoy en día, hay un sinfín de dietas que nos prometen adelgazar: las que son bajas en hidratos de carbono, bajas en grasas o en calorías. Sin embargo, en este post nos queremos centrar en un solo régimen: el que está basado en la ingesta de proteínas.

 

Antes de hablar de sus beneficios, vamos a analizar qué son las proteínas y qué alimentos son altos en esta materia:

  • En primer lugar, estos nutrientes son moléculas ricas en aminoácidos y su función más importante es ayudar a la formación de los músculos del cuerpo.
  • Productos como los quesos, en especial el parmesano; los cacahuetes, las claras de los huevos, el bacalao, los langostinos… son algunos de los alimentos que más proteínas aportan.

 

Si tu cuerpo tiene un exceso de grasa, esta dieta es perfecta para ti, ya que provoca que el organismo consuma las reservas que tiene: en primer lugar, elimina los glúcidos y, después, pasa a suprimir lípidos.

Por supuesto, estos tratamientos deben basarse en alimentos con un alto valor proteico, es decir, los nutrientes deben ser de alta calidad. Además, para que sea más afectivo, debemos disminuir en gran medida la ingesta de productos ricos en azúcares y grasas como: refrescos, salsas, bollerías, mermeladas, etc.

Ventajas de la dieta rica en proteínas

Ahora que ya conocemos un poco más este tipo de nutriente, toca analizar qué beneficios obtenemos al hacer este tipo de régimen:

  • Muchos profesionales indican que la principal ventaja de esta dieta es que puedes bajar rápidamente de peso. Se estima que, en tan solo la primera semana, se pierden hasta 4,5 kilogramos. ¡Wow!
  • Esa pérdida de peso no provoca una sensación de apetito (interesante, ¿verdad?), ni tampoco afecta psicológicamente (hay dietas que generan emociones adversas como la tristeza o la ansiedad).
  • Contribuye a quitar de tu cuerpo grasa, pero nunca perderás masa muscular.

Como ves, puedes perder peso sin necesidad de sentir hambre, ya que, aunque no lo creas, los productos altos en carbohidratos no sacian tu apetito tanto como los que tienen muchas proteínas. Por ello, te sentirás bien en los primeros días del régimen, ya que estos nutrientes aceleran el metabolismo y elimina calorías de nuestro organismo de manera rápida. No nos gusta la frase “para estar bella, hay que sufrir”, ¡puedes sentirte bien sin necesidad de pasarlo mal!

 

Además, en términos medicinales, esta dieta aporta beneficios para pacientes de algunas enfermedades: ayuda a disminuir el colesterol y la tensión arterial, además de reducir la apnea del sueño. Otro beneficio metabólico es que ayuda a controlar la diabetes.

¿Qué te parecen sus resultados? Por supuesto, ninguna dieta debe hacerse sin el seguimiento de profesionales. Pregunta a nuestras expertas en nutrición cualquier duda que te surja y comienza a disfrutar de los beneficios del régimen rico en proteínas.

Artículos recomendados