La dieta mediterránea: te contamos todos sus beneficios

¿Qué sabes de la forma de comer mediterránea? Para empezar, aporta grandes beneficios para la salud. Esta alimentación favorece una buena salud cardiovascular, además de que es buena para luchar contra la obesidad. De hecho, se considera que es una de las dietas más completas que existen.

Te vamos a ilustrar sobre los beneficios de esta forma de alimentarse.

Este modo de nutrirse es un modo de vida

La dieta mediterránea no es sólo lo que comemos, sino también un estilo de vida que se caracteriza por un aporte variado y equilibrado de productos naturales y tradicionales.

Gracias a la presencia del mar Mediterráneo, de carácter templado, favorece el cultivo de multitud de especies de verduras, frutas y hortalizas. Este modo de nutrirse permite incorporar productos muy beneficiosos para la salud. Entre estos encontramos las frutas, las verduras, las legumbres, los cereales, el aceite de oliva como base en muchos platos de esta cocina, el pescado y también los huevos y las carnes de aves.

Esta alimentación se basa en el aceite de oliva como principal fuente de grasa; está demostrado que este aceite tiene multitud de propiedades beneficiosas para el organismo, tanto si se guisa con aceite de oliva como si se usa como condimento. ¡No olvides cocinar con él! Por otra parte, la principal fuente de hidratos de carbono son el pan y la pasta, ambos de procedencia natural.

Además, las frutas y las hortalizas están presentes en multitud de platos. Son una fuente rica de vitaminas que además están presentes en la mayoría de los platos que componen esta forma de comer. En la misma línea incluye frutos secos, como las nueces, así como legumbres (judías, lentejas, garbanzos) que ofrecen un aporte importante de fibra y antioxidantes.

También el vino, producto de la triada clásica mediterránea (trigo, vid, olivo), resulta beneficioso si se consume en pequeñas cantidades en las comidas principales. ¡Un vaso de vino es beneficioso a nivel cardiovascular! Este modo de alimentarse es rico en proteínas procedentes del consumo de pescado y, en menores proporciones, de carnes magras (en especial de aves de corral).

¿Por qué es una dieta saludable?

Existen diversos estudios que coinciden en que la dieta mediterránea es una de las más completas, saludables y equilibradas que existen. Sus características se traducen en los siguientes efectos para la salud:

  • Menor incidencia de obesidad.
  • Mayor esperanza de vida.
  • Menor incidencia de personas con enfermedades cardiovasculares y degenerativas.
  • Menores niveles de colesterol en sangre.

Además, tiene un aporte equilibrado de omega 6 y omega 3. También incluye grasas derivadas que proceden, principalmente, del aceite de oliva, lo que se traduce en grasas que, de hecho, son beneficiosas para la salud con lo que se consigue una nutrición saludable.

También, contiene muchos productos con antioxidantes naturales, entre los que se encuentran los cítricos (naranjas y limones, principalmente) y las verduras.

La dieta mediterránea es variada, equilibrada y saludable. No dudes en adoptar sus hábitos de consumo para sentirte mejor por dentro y por fuera.

Artículos recomendados