Mejores consejos para potenciar la salud nutricional

Seguro que más de una vez te has preguntado si estás adquiriendo los nutrientes necesarios en tus comidas. La falta de alguno puede generar riesgos para nuestra salud, incluso llegar a provocar una desnutrición. Este es un problema al que suelen tener que hacer frente las personas que no comen algún alimento, como pueden ser los veganos.

La malnutrición es un estado fisiológico anormal provocado por una falta de algunos nutrientes.

El coste de la comida, las prisas de la rutina y los gustos personales por un alimento u otro, pueden ser algunos de los factores por los que no no comamos correctamente.

La mejor forma para saber si sufrimos alguna carencia es realizar análisis y acudir a un especialista. Aun así, hay una serie de recomendaciones generales para potenciar nuestra salud nutricional.

En el caso de los adultos, se recomienda:

  • Consumir 3 frutas y 2 verduras al día
  • Comer legumbres
  • Ingerir carbohidratos con almidón
  • No abusar del consumo de leche ni productos lácteos
  • Comer carne (bajas en grasa), huevos y pescado
  • Consumir proteínas en cantidades moderadas e intentar compaginarlo con otros alimentos como cereales y legumbres
  • Sustituir las comidas fritas por las asadas

Además de estos consejos, se recomienda limitar el consumo de azúcar, sal y alcohol a un 10% de lo ingerido durante un día. Así, será más sencillo mantener un equilibrio energético y mantener un peso corporal adecuado.

A veces, comemos demasiado rápido y no masticamos bien los alimentos, esto puede terminar generando problemas al aparato digestivo y una sensación de pesadez a la hora de hacer la digestión. En este sentido, es aconsejable comer despacio favoreciendo, así, a calmar al sistema nervioso y reducir la ansiedad durante la comida. De esta manera, conseguiremos comer menos.

La hidratación también es muy importante. Hay que beber dos litros de agua al día, o si nos resulta más fácil, beber tés. Gracias a su poder purificante, nos ayudarán a eliminar grasas y otras sustancias que nuestro cuerpo no necesita.

También es muy importante hacer cinco comidas al día. El desayuno tiene que ser muy contundente para que aporte la energía necesaria. Además, mucha gente tiende a saltarse la cena y, al igual que el resto, es muy importante. Ahora bien, en ella no se deben tomar alimentos contundentes para poder tener una buena digestión antes de dormir.

Recuerda que, por un lado, una alimentación saludable mejora tu sistema inmunológico, previniendo enfermedades. Y, por otro lado, es esencial combinarla con ejercicio.

 

Artículos recomendados