Consejos nutricionales y complementos alimenticios para personas mayores

La correcta alimentación es algo fundamental en todos los grupos de edad pero, especialmente, en las personas mayores. Una malnutrición en ellos puede suponer un gran riesgo a la hora de enfrentarse a enfermedades.

Uno de los hábitos más comunes que encontramos en este grupo de edad es la pérdida de apetito, por lo que, al final, cada vez comen menos. 

El proceso natural de envejecimiento afecta al aparato digestivo, que reduce la absorción intestinal de algunos nutrientes y puede llegar a provocar una falta de los mismos aunque se consuman. Por eso, los complementos alimenticios para este grupo de personas se convierten en algo fundamental.

Para conseguir una buena alimentación en personas mayores, es muy importante tener presentes estos consejos.

  • Realizar cinco comidas al día, comenzando por un desayuno completo que incluya lácteos, frutas y cereales, consiguiendo, así, gran parte los nutrientes que se necesitan durante el día.
  • Planificar las comidas semanalmente y preparar un menú equilibrado. Algunos alimentos que no pueden faltar son el salmón o las sardinas, ya que contienen grasas con ácidos esenciales como omega-3 y omega-6. Asimismo, se debe disminuir el consumo de alimentos que contienen grasas saturadas como son los embutidos o la carne roja.
  • El calcio también debe estar muy presente para mantener fuertes los huesos. Haz una dieta rica en productos lácteos, brócoli, espinacas…
  • También se debe aumentar el consumo de frutas, verduras, legumbres y cereales. Son alimentos que aportan las vitaminas, minerales y fibra fundamentales para el correcto funcionamiento del organismo.
  • Para facilitar al organismo a hacer la digestión, se debe comer despacio y triturar muy bien la comida antes de tragarla. En el caso de tener problemas de masticación, lo mejor será elaborar una dieta a base de purés y cremas.
  • Se debe evitar el consumo de estimulantes como pueden ser el alcohol o la cafeína y, aunque siempre cueste, conviene dejar los dulces a un lado y apostar por los alimentos bajos en azúcares.
  • Reducir la sal también es otro punto muy importante, ya que, en este grupo de edad, puede provocar más fácilmente enfermedades como la hipertensión.
  • La hidratación es un punto clave, ayuda al cuerpo a hacer mejor la digestión. Es recomendable beber dos litros al día. Un buen truco para conseguirlo es tener un recipiente con esta cantidad e ir consumiéndolo a lo largo del día.

Además de estos consejos nutricionales, es esencial llevar una vida sana y hacerse análisis cada ciertos meses para comprobar que el cuerpo tiene todos los nutrientes. En el caso de que se sufra algún déficit de vitamina o nutriente, los complementos alimenticios pueden ayudar a solventar esta carencia.

 

Artículos recomendados