Cena ligera: Ventajas e ingredientes que debes incluir en tu cena

Introducir la cena ligera dentro de tu dieta puede tener una repercusión muy positiva sobre la salud. Se acabó lo de irse a la cama hinchado, con digestiones pesadas que afectan al sueño y no calman la ansiedad, sino que la alimentan todavía más. ¡Descubre los motivos para sumarte a este hábito!

Ventajas de una cena ligera

Antes de nada, debes tener clara una cosa. La cena ligera no es sólo recomendable para las personas que desean perder peso. Se trata de una costumbre beneficiosa para todo el mundo. Éstas son las razones.

Cenar temprano y de manera suave te asegura mejores digestiones. Los alimentos se asimilan por el organismo con mayor facilidad, sin forzar el hígado ni producir gases en exceso.

Si lo que te preocupa es el hambre, eres víctima de un problema de enfoque. No se trata de comer mucho frente a comer poco. Se trata de comer mucho pocas veces o comer razonablemente a lo largo de todo el día y varias veces. El segundo modelo es el que te ayuda a mantener el nivel de glucosa en sangre en parámetros estables. De esa manera, logras esquivar los lapsos melancólicos de agotamiento que a veces se sienten unas horas después de comer.

La solución pasa por incorporar pequeñas comidas a media mañana y a media tarde que se sumen al desayuno, al almuerzo y a la cena. Tomando piezas de fruta o yogures en estos momentos del día llegarás a la noche menos hambriento, lo que facilitará que optes por alimentos ligeros.

Qué debe llevar una cena ligera

Son aconsejables las comidas ricas en triptófano. Ejemplos de ello serían los lácteos, los plátanos, la carne, el pescado azul o los frutos secos. Por tanto las tortillas francesas, los revueltos, los filetes a la plancha o el salmón pueden ser grandes aliados.

Los hidratos de carbono, como pastas y arroz, no son recomendables. Una excepción a esto último podrían ser aquellos de absorción lenta, como la miel (en dosis razonables) o el pan integral.

Es bueno controlar la ingesta de las comidas que provoquen gases, acidez o reflujo, ya que no ayudarán a pasar buena noche. De este modo, las cenas que incorporan aminoácidos y fenilalanina, como la carne roja, o vitamina C, como la naranja, son poco adecuadas.
Si quieres más consejos, en Naturhouse puedes encontrar la asesoría dietética que necesitas. Dale unas pautas a tu vida y notarás la mejora gracias a la cena ligera.

Recent Posts

Naturhouse Health S.A cumple con la nueva RGPD , le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de su interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta nuestra política de privacidad y protección de datos.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Qué tomar para adelgazarSopa quema grasa: Sigue estos consejos antes de incluirla en tu dieta